Google+ Crastinia: Simuladores espaciales: cinco de los mejores

viernes, 27 de septiembre de 2013

Simuladores espaciales: cinco de los mejores

Simuladores espaciales: suenan a ciencia ficción, a complejidad, a rollazo y cosa raruna, pero no son más que un medio de viajar más allá de la Tierra sin movernos de la silla, de hacernos conscientes de la pequeñez de nuestro mundo, de pasar un buen rato y de asombrarnos de un espectáculo que muchos ni se imaginan.

En realidad bajo el nombre de simulador espacial caben desde modelos detallados del sistema solar y su vecindad donde podemos acceder a datos e información de manera enciclopédica, a auténticos simuladores orbitales donde la mecánica celeste es la reina. Aquí van algunos de los mejores para PC (y dejemos apuntada para el futuro una lista para dispositivos móviles):

5. Space Engine


Space Engine es gratuito y te permite moverte libremente por todo el sistema solar, aterrizar en diferentes cuerpos, viajar a estrellas cercanas con sus propios sistemas solares e incluso dar el salto a otras galaxias. Tiene una gran base de datos de objetos astronómicos que se refleja en el tamaño de la descarga del programa (¡582 MB!) y muestra en todo momento las características los cuerpos en que estemos centrados. La vista que muestra del cielo es espectacular, con la Vía Láctea omnipresente y multitud de nebulosas, cometas y estrellas bien resaltados. Quizás los puntos flacos sean una interfaz un tanto enrevesada y que exige bastante potencia al ordenador, aunque siempre podemos modificar la configuración de Space Engine para desactivar características que dan vistosidad pero consumen recursos de nuestro ordenador.



WorldWide Telescope es un proyecto de Microsoft (sí, Microsoft) para un planetario configurable hasta el punto de ser personalizable. Incluye datos y observaciones de multitud de telescopios e instituciones y tiene una clara vocación educativa. No se limita a mostrarnos el cielo en el rango visible, tal como lo veríamos con nuestros propios ojos, sino que nos muestra el cielo en otras longitudes de onda, como el infrarrojo, el ultravioleta, rayos X... dando una perspectiva única al poder comparar las mismas zonas del cielo de diferentes formas. Que está pensado como herramienta educativa lo demuestra una de sus características, los tours guiados, de los que dispone de una buena cantidad, y que consisten en pequeñas películas hechas usando el propio simulador donde se narran diversos temas (en inglés, eso sí). La interfaz, a base de menús, es razonable y es fácil llegar a donde se quiere. Vale la pena acercarse a los planetas del sistema solar y explorarlos: el nivel de detalle es bastante elevado y casi da la impresión de flotar sobre ellos. Es gratuito, ocupa uno 95 MB al descargarlo y el consumo de recursos del ordenador es moderado.



"Espectacularidad" es lo que uno se le viene a la mente cuando instala y prueba Universe Sandbox. Gráficos bien cuidados, interfaz cómoda y, si no minimalista, sí al menos justa, fluidez en las simulaciones... el aspecto visual de Universe Sandbox es uno de sus puntos fuertes. Con diversos escensarios preconfigurados, podemos desde visualizar la trayectoria en el tiempo de las estrellas más cercanas al Sol a cómo perturbaría Neptuno las órbitas de los satélites y los anillos de Saturno si se acercase lo suficiente. Una de las pegas que se le puede poner es que, si bien la versión básica es gratuita, la versión completa, con total libertad para manipular el Universo, es de pago.



Un clásico, Celestia lleva desde 2001 mostrando el Universo en la pantalla de los ordenadores. Es software libre y con la instalación básica no es visualmente tan potente como Universe Sandbox o WorldWide Telescope, aunque se defiende y la interfaz gráfica, aunque no sencilla al principio, tiene una curva de aprendizaje bastante suave. Donde realmente radica el interés de Celestia es en los cientos de plugins que los usuarios han ido desarrollando durante estos años y que pueden cargarse con el programa: desde sistemas solares imaginarios al completo a mapas de alta resolución para los planetas, desde naves espaciales a catálogos con miles de asteroides a incluir en el simulador para poder explorar a placer.



Puede decirse que Orbiter no es para cualquiera. Si estás buscando un reto que ponga a prueba tu paciencia, tus habilidades, tus ganas de aprender... entonces prueba Orbiter. No se trata de un simulador para ir visitando cuerpos celestes mediante una interfaz, como los anteriores simuladores (aunque puede hacerse si uno quiere). Orbiter es un simulador que recrea fielmente la mecánica celeste, el problema del vuelo espacial, las dificultades de las maniobras entre dos naves en órbita... y a pesar de ello, engancha. Sí, podrías ir con un clic a Marte desde la Tierra, pero ¿por qué no planear un viaje con una modesta nave, despegando desde la Tierra, calculando la órbita que necesitas seguir e intentar llegar a Marte y aterrizar en su superficie? No es nada fácil, pero precisamente el conseguirlo se convertirá en algo aún más satisfactorio. Orbiter no es software libre, pero es gratuito, y crear plugins (naves, bases, texturas...) es relativamente sencillo. La versión básica tiene unas pocas naves que son suficientes para comenzar a afrontar retos, pero Orbiter además tiene una sólida comunidad a sus espaldas que ha desarrollado cientos de naves (reales e imaginarias) que pilotar, cuerpos celestes que visitar, desafíos que afrontar. Orbiter puede no tener los mejores gráficos ni quizás la interfaz más depurada, pero la experiencia que ofrece, a poco que uno aprenda a utilizarlo, lo convierte en una experiencia inolvidable.

2 comentarios:

  1. Yo añadiría Stellarium. También gratuito.

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias y buen aporte!

    http://www.stellarium.org/es/

    ResponderEliminar