Google+ Crastinia: Hemos visto... "La llegada"

jueves, 5 de enero de 2017

Hemos visto... "La llegada"


"La llegada" (Arrival) es una película del año 2016 dirigida por Denis Villeneuve y protagonizada por Amy Adams en el papel de la doctora Louise Banks, una experta en lingüística, y Jeremy Renner como Ian Donnelly, un físico. Es resaltable también el papel de Forest Whitaker como el coronel Weber.

Seguramente ya conozcas la sinopsis: doce naves extraterrestres aparecen de la noche a la mañana en distintos puntos de la Tierra. El ejército de los Estados Unidos solicita la ayuda de una experta en linguística y de un físico para tratar de establecer comunicación con los alienígenas que tripulan una de las naves. A partir de aquí se desarrolla una trama fascinante, con el tema de la comunicación y la comprensión entre especies y entre miembros de la misma especie como punto central, sin aspavientos ni una acción descerebrada y desenfrenada típica de muchas películas de temática parecida.

No pasa desapercibido que en gran parte la película reflexiona sobre las barreras comunicativas entre los propios humanos y en cómo estas modelan las relaciones, los conflictos entre distintos pueblos y la manera de ver y afrontar el mundo y el universo, condicionados en gran parte por nuestra manera de comunicarnos. Es un tema de por sí fascinante y cautivador según la manera en que lo relata Villeneuve. Y por eso mismo el drama personal de la doctora Banks, que se presenta desde el principio, acaba lastrando, oscureciendo y pesando sobre la película, especialmente en la segunda mitad de la cinta, donde a cada rato se nos insiste en toda la felicidad y el dolor personales que rodean o rodearán a la doctora. No hay que perder de vista que el drama de la doctora está imbricada en la trama y forma una parte magnificamente coreografiada con el final de la película y la razón última de la visita de los alienígenas, pero Villeneuve parece insistir continuamente en recordarnoslo a cada poco. Acabas teniendo la sensación de que el director te está metiendo el dedo en el ojo continuamente (mira, mira qué drama más terrible y emotivo, ¿eh?, ¿eh?, ¿no lo ves?) y que la atención de lo fundamental y trascendental se desvía hacia lo que podría ser un dramón de media tarde en cualquier canal de televisión. Al final pesa más la sensación de tristeza y desasosiego que la magnificiencia de estar en medio de un hecho histórico y trascendental.

En conjunto tenemos una buena película que representa de manera digna e incluso original y hasta cierto punto realista un tema tan difícil y esquivo como el primer contacto entre los humanos y una especie alienígena, que sin embargo se ve empañada por una escora nada disimulada hacia el lado más dramático y sensiblero de la trama que el director podría haberse ahorrado perfectamente.

Lo mejor: la representación de los alienígenas, el esfuerzo puesto en representar el trabajo de la lingüista, los momentos de tensión...

Lo peor: la sensiblería de algunos momentos, la repetitividad e insistencia en el drama personal de la protagonista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario